domingo, 7 de junio de 2015

Felipe Gonzalez en Venezuela


Unos de los sucesos históricos mas bochornosos fué el apoyo acritico de los “intelectuales” de la “gauche divina”, encabezados por Sartre, a Stalin –y sus purgas asesinas- y ulteriormente al Mao de la revolucion cultural –más purgas asesinas, en este caso cometidas por “la gente” enloquecida.

Sartre o sus muchos conmilitones no tenia que haberse calentado los cascos, solo tendrian que hacer caso a las declaracion de derechos humanos, y por ejemplo pedir a sus amigos Stalin o Mao que les dejaran defender a los presos politicos de sus dictaduras. Pero no, aplaudieron a los sátapras, o como mucho miraron a otro lado. Una verguenza para recordar.

Ahora Felipe Gonzalez viaja a Venezula para apoyar la defensa juridica de dos destacados lideres de la oposición encarcelados, aun sin juicio. Algunos, que dicen ser de izquierdas, critican a Felipez Gonzalez por acudir en su defensa, como si defender incluso a un culpable no fuera la labor especifica de los abogados.
Defender a presos politicos es una noble labor, y si ademas esos presos son de otra ideologia de quien los defiente, aun mas noble, y si ademas esta defensa lleva a sufrir insultos personales, como le ocurre a Felipe Gonzalez, aun mas noble.

Los que denigran la actitud de Felipe Gonzalez deberian hacer una cosa, ser ellos los que intenten defender a los opositores venezolanos encarcelados, independientemente de si creen son culpables inocentes. Defenderlos de forma directa si son abogados, de forma indirecta –apoyando procesos judiciales justos- si no lo son.


Si los herederos del nefasto Sartre no se toman en serio los derechos humanos, entre ellos el derecho de defensa y a un juicio justo, pues mejor que se manifiesten nitidamente para recibir la merecida repulsa de la gente decente y, ademas, que dejen de decir que son de izquierdas, que ya son ganas de insultar por partida doble.

2 comentarios:

  1. A ver si me entero. Según parece, Stalin, Mao y "el nefasto" J.P. Sartre son los mayores asesinos que han existido a escala mundial. No quienes mantienen a África en su situación perenne o lanzaron bombas atómicas sobre población civil. Nada sobre el napalm, Latinoamérica (ah, sí, Venezuela, pero la de ahora), Vietnam o Gaza. La cosa es que para ser demócrata hay que apoyar al Sr. X, cuyo instrumento de defensa para los detenidos en España era la cal viva. El mismo que regaló Galerías Preciados a su amiguito ¡venezolano! Cisneros o que intimaba con el convicto ¡venezolano! Carlos A. Pérez. Sí, ése que no se ha molestado en defender a la oposición política encarcelada en España, aunque sea culpable". Acabáramos.

    ResponderEliminar